Preguntas frecuentes

PREGUNTAS FRECUENTES

Preguntas frecuentes

Una ecografía emocional es una imagen prenatal que pretende mostrar al bebé con mayor calidad y realismo mediante videos y fotografías. Se realiza con técnicas específicas de ultrasonidos proporcionadas por un ecógrafo profesional.
Estas ecografías carecen de valor diagnóstico y no deben sustituirse por las ecografías de control que se realizan durante el embarazo. 

Las ecografías serán realizadas por un técnico superior para el diagnostico en imagen con formación específica.  

Este tipo de ecografías no comporta ningún daño para la madre o el bebé siempre y cuando se realice por parte de un profesional y con un ecógrafo que cumpla la normativa estatal y europea en materia sanitaria. No conllevan ningún riesgo distinto a las ecografías tradicionales ya que no se expone al feto o a la madre a radiación, y la frecuencia de ultrasonidos son bajos. 

A pesar de ello no aconsejamos el uso abusivo de las mismas.

En cualquier momento del embarazo se puede realizar una ecografía emocional, te recomendamos: 

A partir de la semana 14 del embarazo, ya se puede descubrir el sexo del bebé. 

De la semana 22 a la 26 se puede ver todo el cuerpo del bebe, sus manitas, sus pies, como se mueve…

De la semana 26 hasta la 32 es el mejor mejor momento para ver sus rasgos faciales mas definidos así como verlo gesticular, bostezar…

Pasada la semana 33 debido a la posición y al tamaño del bebe se hace mas difícil ver sus rasgos.

No se requiere ninguna preparación específica, aunque si podemos dar algunos consejos útiles:

  • Se recomienda los días previos beber aproximadamente 2 litros de agua
  • Para facilitar una mejor transmisión no aplicar crema hidratante en el abdomen durante aproximadamente las 48 horas anteriores. 
  • No comer, ni beber dulce el día de tu cita para evitar que el bebe se mueva en exceso. 

Las ecografías 3D son imágenes tridimensionales sin movimiento.  

Las 4D son imágenes que se añade el movimiento en tiempo real pudiendo captar gestos, así como bostezar, chuparse el dedo…

En las 5D se añade más luz aportando nitidez para poder ver unas imágenes mas precisas y detalladas del rostro del bebé. 

Puedes vivir está experiencia con quien tu quieras.

Ahora bien, por la situación que atravesamos aconsejamos reducir el número de acompañantes con un máximo de 5 personas y cumpliendo las medidas de seguridad contra el COVID-19.

Si tu bebé no se deja ver te repetiremos una vez más la ecografía para que no te pierdas la oportunidad de disfrutar de su rostro antes de su llegada.